DESPIDO DISCIPLINARIO. PRUEBA CON CÁMARAS DE VIDEOVIGILANCIA DURANTE EL PERÍODO DE DESCANSO DEL TRABAJADOR.

 

La Sentencia del Tribunal Supremo nº 1003/2021, 13 de Octubre de 2021determina admisible la prueba de videovigilancia aportada por la empresa para justificar el despido disciplinario de un trabajador. El Alto tribunal toma en consideración que todos los trabajadores conocían la existencia de las cámaras en el autobús, bien señalizadas. 

En el momento que se produjo la grabación, el trabajador permanecía en su lugar de trabajo durante su tiempo de descanso, por lo que podía aún incurrir en incumplimientos contractuales graves y culpables, lo que justificó que las cámaras continuaran grabando durante esos lapsos temporales.